Cancer de Colon (Colon Cancer)

Cáncer Colorectal

¿Qué es el cáncer colorectal?

El colon y el recto son partes del sistema digestivo del cuerpo, que retira fluidos, en su mayoría agua, de lo que comemos y almacena los desperdicios hasta que salen del cuerpo. Juntos, el colon y el recto, forman un tubo muscular largo denominado intestino grueso. El colon abarca los cuatro primeros pies del intestino grueso, y el recto las últimas ocho a diez pulgadas. El cáncer al colón y al recto recibe el nombre de cáncer colorectal (CRC, por sus siglas en inglés). El cáncer colorectal es la segunda causa de muerte a consecuencia de cáncer en los Estados Unidos. Sin embargo, si se detecta a tiempo, puede ser curado. Con pasos preventivos simples usted puede reducir enormemente el riesgo de padecer esta enfermedad. Es importante que comprenda sus riesgos del cáncer colorectal, las señales de advertencia, y los exámenes de detección que pueden detectar las formaciones anormales precancerosas y las cancerosas.

El cáncer colorectal se desarrolla de tumores benignos denominados pólipos. Un pólipo es una formación anormal en forma de uva dentro de la pared interna del colon o recto, el que puede convertirse en cáncer. Los pólipos crecen lentamente a lo largo de muchos años (de tres a quince). La mayoría de personas no presentan pólipos sino hasta después de los 50 años. Aproximadamente 1 en 20 pólipos puede volverse canceroso si no se extrae. Para prevenir el cáncer colorectal, es importante que lo examinen para averiguar si tiene pólipos, y para que se los extraigan de ser el caso. Se ha demostrado que la extracción de pólipos previene el cáncer.

¿Cuáles son los factores deriesgo?

Se desconocen las causas exactas del cáncer colorectal. Sin embargo, los estudios demuestran que los siguientes factores de riesgo aumentan las posibilidades de una persona de padecer cáncer colorectal:

  • Edad. Mientras más años tenga una persona, mayores son las probabilidades de que desarrolle cáncer colorectal. Aproximadamente el 90% de los cánceres coloractales se presentan en personas que tiene más de 50 años. Sin embargo, el cáncer colorectal puede presentarse en personas menores, y en raras ocasiones en los adolescentes.
  • Dieta. Las dietas altas en grasas y bajas en fibras parecen guardar relación con el cáncer colorectal.
  • Pólipos. Los pólipos son formaciones anormales benignas en la pared interna del colon y recto. Son bastante comunes en las personas que tienen más de 50 años. Algunos tipos de pólipos, llamados adenomas, aumentan el riesgo de una persona de desarrollar cáncer colorectal.
  • Historia médica personal. Los estudios demuestran que las mujeres con una historia de cáncer al ovario y al útero tienen mayor riesgo de desarrollar cáncer colorectal.
  • Historia médica familiar. Los parientes de primer grado (padres, hermanos, hijos) de una persona que ha padecido de cáncer colorectal tienen mayor riesgo de desarrollar este tipo de cáncer. El riesgo aumenta conforme aumente el número de miembros de familia diagnosticados con cáncer colorectal antes de los 60 años.
  • Colitis ulcerativa y colitis de Crohn’s (enfermedad del intestino inflamado). Las personas que padecen de colitis ulcerativa varios años o colitis de Crohn, alteraciones inflamatorias crónicas del colon, tienen mayor riesgo de sufrir de cáncer colorectal.
El tener uno o más de estos factores de riesgo no garantiza que una persona vaya a desarrollar cáncer colorectal, únicamente aumenta las posibilidades. Tal vez desee conversar con su médico sobre estos factores de riesgo.

Cambios en el estilo de vida para disminuir su riesgo de desarrollar cáncer

Los exámenes de detección es lo mejor que puede hacer para aminorar su riesgo de padecer cáncer colorectal.

La detección temprana es la mejor manera de mejorar las posibilidades de un tratamiento exitoso y reducir el número de muertes a causa de cáncer colorectal. La ÚNICA manera probada de prevenir el cáncer colorectal es identificar y extraer sistemáticamente los pólipos. Cuando usted combina sus exámenes de detección con un estilo de vida saludable en general, usted se beneficia más. Más de la mitad de cánceres colorectales podrían ser prevenidos si todos siguieran estos consejos con respecto al estilo de vida:

  • Sea físicamente activo.
  • Mantenga un peso corporal saludable.
  • Coma menos carne roja.
  • Tome un multivitamínico con folato diariamente.
  • Limite la cantidad de alcohol que toma.
  • Coma frutas y vegetales.
  • No fume.
¿Cuándo debería hacer exámenes de detección de cáncer colorectal?

Los exámenes de despistaje de cáncer colorectal deberían ser parte del cuidado de rutina para los adultos que tienen a partir de 50 años. Las personas que tienen familiares de primer grado con cáncer colorectal deberían empezar dichos exámenes a una edad más temprana. Los grupos que tienen una incidencia mayor de cáncer colorectal — aquellos con condiciones hereditarias, como pólipos familiares, cáncer al colon hereditario sin presencia de pólipos y enfermedad del intestino inflamado — deberán consultar con sus proveedores de servicios de salud sobre el tiempo apropiado para comenzar con los exámenes. Las condiciones más comunes con mayor riesgo incluyen:

  • Historia personal de cáncer colorectal o adenomas
  • Historia familiar de primer grado de cáncer colorectal o adenomas
  • Historia personal de cáncer de ovario o endometrio.
Exámenes de detección de cáncer colorectal

Los exámenes de detección de cáncer colorectal son sumamente importantes para detectar y extraer pólipos precancerosos. Estos exámenes también pueden detectar el cáncer colorectal en una etapa temprana, y, por lo tanto, aumentar la proporción de curación. Lamentablemente, solo una minoría de adultos mayores de 50 años se hacen exámenes regulares los que podrían detectar el cáncer a tiempo para su tratamiento de curación. Las personas que tienen cualquiera de los factores de riesgo anteriormente mencionados deberían preguntar a su médico cuando deben empezar a hacer los chequeos de cáncer colorectal, qué exámenes deben hacerse y con qué frecuencia. Es posible que el médico sugiera uno o más de los siguientes exámenes. Se usan estas pruebas para detectar los pólipos, o el cáncer al colon, inclusive cuando una persona no presenta síntomas. Su proveedor de servicios de salud le puede explicar más sobre cada prueba y ayudarlo a decidir cuál es la mejor para usted.

Los exámenes varían desde menos efectivos, pero menos agresivos, a más agresivos, pero altamente efectivos. Estos son los exámenes de detección:

  1. 1. El examen de sangre oculta en materia fecal (FOBT, por sus sigals en inglés) se hace para ver si hay sangre oculta en la defecación. El cáncer o los pólipos pueden sangrar regularmente y esto puede detectase con el FOBT. Se recomienda que las personas que tienen a partir de 50 años con riesgo promedio se hagan este examen anualmente.
  2. 2. Una sigmoidoscopia flexible es un examen de 1/4 a 1/3 inferior del revestimiento del colon usando un instrumento flexible y ligero denominado sigmoidoscopio. No se aplica ningún sedante. Se recomienda hacerse esta prueba cada cinco años a partir de los 50 años para las personas con un nivel de riesgo promedio.
  3. La combinación de una sigmoidoscopia flexible cada cinco años y el FOBT anual a menudo se usa en la práctica clínica para detectar la presencia de cáncer colorectal a los 50 años para las personas con nivel de riesgo promedio.
  4. Un enema de bario de doble contraste (DCBE, por sus siglas en inglés) es un examen de rayos x del colon y recto. Se inserta un tubo en el recto, y un tinte denominado contraste junto con el aire llena el colon. Se recomienda que se haga esta prueba cada cinco años a partir de los 50 años para las personas con un nivel de riesgo promedio.
  5. La colonoscopía la realiza un especialista que utiliza un tubo largo, flexible, ligero denominado colonoscopio para ver todo el colon y el recto y detectar la presencia de pólipos o cáncer. Este examen se efectúa después de la administración de un sedante moderado. Se considera un examen de nivel de oro porque proporciona un panorama directo de todo el colon y el recto y permite la detección y extracción de pólipos. Si una colonoscopía no muestra signos de pólipos, se recomienda el siguiente examen en 10 años.
¿Cuáles son las señales de advertencia?

** No síntomas

Una vez que se ha desarrollado el cáncer, las señales y síntomas comunes incluyen:

  • Sangrado rectal.
  • Cambio en los hábitos del intestino, especialmente en la forma de la defecación (por ejemplo, delgado como un lápiz).
  • Diarrea, estreñimiento, o sensación que el recto no se limpia completamente.
  • Sangre en la defecación (ya sea rojo brillante o muy oscuro).
  • Molestia abdominal general (dolores de gases frecuentes, hinchazón abdominal, sensación de llenura, y/o calambres)
  • Pérdida de peso sin razón conocida
  • Fatiga constante.
Estos síntomas pueden ser causados por cáncer colorectal o por otro estado de salud menos serio. Es importante que consulte con su proveedor de servicios de salud con respecto a cualquier síntoma que puede estar experimentando.

** Es importante que tome en cuenta que posiblemente muchas personas no experimenten ningún síntoma relacionado a cáncer colorectal, por ello, se incentiva que se hagan exámenes de detección después de los 50 años.

Diagnosis del Cáncer Colorectal

Para identificar las causas de los síntomas, el médico revisará su historia. El médico también realiza un examen físico y puede recetar que se haga una o más de una de estas pruebas de diagnóstico:

  • Una sigmoidoscopia permite que un médico clínico vea dentro del recto y el colon inferior y tome muestras de pólipos y otras anormalidades.
  • Una colonoscopía permite que el médico examine todo el colon y extraiga los pólipos o tome muestras de áreas anormales.
  • A polipectomía es la extracción de un pólipo durante la realización de una sigmoidoscopía o colonoscopía.
  • Una biopsia es la extracción de una muestra de tejido para que un patólogo la examine con el microscopio y haga una diagnosis.
  • Un enema de bario puede ser realizado para evaluar a los pacientes con menores síntomas intestinales, pero no parece ser tan efectivo como una colonoscopía. Si con el enema de bario se detecta una anormalidad, se realiza una colonoscopía para obtener una biopsia o extraer un pólipo.
  • Tomografías computarizadas del abdomen y la pelvis pueden revelar posibles formaciones anormales.
¿Cómo se trata el cáncer colorectal?

El tratamiento depende principalmente del tamaño, ubicación, y extensión del tumor y de la salud general del paciente. Un equipo de especialistas que puede incluir a un gastroenterólogo, un cirujano, un oncólogo médico, a menudo trata a los pacientes. Muchos tipos diferentes de tratamientos se usan para tratar el cáncer colorectal. A veces se combinan tratamientos diferentes:

  • Cirugía
  • Quimioterapia
  • Terapia de radiación
  • Combinación de cirugía, quimioterapia y/o terapia de radiación
  • Pruebas clínicas de terapias nuevas.
La importancia del cuidado médico de seguimiento

El cuidado de seguimiento después del tratamiento es importante para los pacientes que tienen pólipos de colon o cáncer al colon. Los chequeos regulares aseguran que se observen los cambios en la salud. Si el cáncer regresa o se desarrolla un nuevo tipo de cáncer, éste puede ser identificado y tratado lo antes posible. Los chequeos pueden incluir un examen físico, una colonoscopía, rayos x del tórax, tomografías computarizadas, y pruebas de laboratorio. Entre los chequeos regulares, una persona que ha padecido de cáncer colorectal debería informarle a su médico cualquier problema de salud tan pronto como éstos aparezcan.

 

Book OnlineOnline Appointment 

Top 10 Gastroenterologist in California

contact for Colonoscope

meeting time for Colonoscope

 direction-of-los-angeles-endosocopy-center

 

What they Say:

  Dr. Choi is a very caring and professional person ... From what I've seen in my past this is truly a dedication that you will hardly get to see in this day and age...

 -Rock- 

Copyright © 2014 LosAngeles Endoscopy Center

Web Development Solutions